Champions. Sólo dos favoritos respetan su condición

Sólo Real Madrid y Bayern de Múnich demostraron ayer ser candidatos

El Inter pierde crédito. Foto:lainformacion.com/Claudio Villa/Getty Images El Inter pierde crédito. Foto:lainformacion.com/Claudio Villa/Getty Images

El Bayern de Múnich y el Real Madrid marcaron el paso en Europa y ganaron sus dos partidos a domicilio. El conjunto de Jose Mourinho, que estaba sancionado por la UEFA y vio el partido dese un palco en Zagreb, pasó más apuros de los previstos pero fue muy superior a un equipo de segunda línea europea. No obstante, pudo haber ganado por más goles, aunque se le atragantó el final del partido. Nadie duda que el Real Madrid será uno de los equipos a batir en esta edición de la Champinos y sigue siendo uno de los referentes en Europa.

El Bayern se exhibió en Villarreal. Foto:lainformacion.com/Manuel Queimadelos Alonso/Getty Images

El gigante bávaro pasó por Villarreal como un ciclón. El Bayern se impuso en todos los puntos del partido a su rival y le indicó que este año no van a permitir las sorpresas de ediciones pasadas. Los alemanes saben que esta final se juega en su "casa", literalmente, y quieren dar otra gran alegría a sus aficionados. Ayer no dieron margen a la duda, y el grupo de la muerte lo será para otros, ellos no están dispuestos a otra cosa que no sea liderarlo.

El City pasó apuros. Foto:lainformacion.com/Laurence Griffiths/Getty Images

Por allí falló el City. Los de Mancini partían como favoritos y su inmaculada racha en Inglaterra les auguraba un buen futuro en Europa, pero no será así. Su empate en casa les deja una situación muy comprometida. Para empezar su siguiente partido será en Múnich y allí, el mega proyecto millonario, va a tener que poner algo más que petrodólares sobre el terreno de juego si no quiere verse con 1 punto en dos jornadas y con la obligación de ganar, posiblemente, o en el San Paolo o/y en Villarreal. Es evidente que son un equipo con muy buenos jugadores, pero no es menos cierto que la Champions es otra competición y otro nivel, y ayer, no demostraron ser lo que todo el mundo piensa, un candidato a pelear por este torneo.

Por Manchester no llegaron buenas noticias desde ningún frente. Los 'citiciens' no pudieron con el Nápoles y el United empató, y gracias, con el Benfica. Ferguson, muy a su estilo continental, salió a pasar y perder el tiempo en Lisboa. Se encontró con un Benfica agresivo y testarudo con ganas de ganarle al subcampeón de Europa y campeón de la Premier. A punto estuvieron. La clasificación no será un problema para el United, pero volvió a demostrar que es un equipo fiable en casa, pero más débil fuera.

Pero el gran patinazo de la jornada lo protagonizó el Inter. Los italianos se encontraron con un equipo turco encerrado y con algo de suerte y no fueron capaces de perforar su meta. El Inter tiene una pinta muy fea este año. Un equipo viejo y encorsetado donde la frescura de Zárate fue lo único potable. Con todo, tuvieron ocasiones para ganar... ¡menos mal!, pero, sin Forlán y sin Eto'o, el Inter parece un equipito de medio pelo para pasear más canas y millones que juego y prestigio por Europa. La clasificación es, evidentemente, algo factible, pero van a tener que ponerse a sumar desde ya, y la remontada empieza en el campo más difícil del grupo, en Rusia contra el CSKA. Otro pinchazo allí les pondría las cosas muy difíciles.

Los otros partidos no dieron más de sí. El Basilea se mostró superior y venció al Otelul Galati para ponerse al frente de su grupo. Las cosas serán mucho más complicadas para los suizos a partir de ahora, pero, de momento comandan la clasificación de un grupo con Manchester United y Benfica. En Old Trafford, la reválida.

Por su parte, el Lille se dejó empatar por un CSKA que por momentos fue muy poco reconocible en Francia. Hasta 2-0 llegó a ir el campeón francés antes de que le empataran en el último minuto.

Por otra parte, en el duelo por la segunda plaza del grupo del Real Madrid, Ajax y Olympique de Lyon no pudieron pasar del empate sin goles. Los de Amsterdam lo van a tener muy complicado para pasar el grupo ya que van a tener que sumar un punto más que sus rivales de ayer, los franceses del Olympique, en las 5 jornadas que restan y tienen que ir a Gerland, donde se estrecha mucho el margen de error.

La primera jornada completa deja una reflexión. Sólo Chelsea, Real Madrid y Bayern, (de la terna de los grandes favoritos), consiguieron la victoria. Quizá en las quinielas pueda ir entrando el Oporto, que rescató un partido que se les había puesto en chino contra el Shakthar, pero donde encontró las facilidades de las expulsiones que mermaron a su rival. Los demás, van a tener que mejorar mucho para dar el nivel que se espera de un favorito.

LA APUESTA del día

Tenerife y Athletic de Bilbao disputarán mañana martes, a partir de las 21:00 horas, un nuevo encuentro de la Copa del Rey

Artículos destacados

Comentarios recientes