Cuando un amigo se va...

Juan Mata se despidió del Valencia

Juan Mata/ Lainformacion.com/ EFE Juan Mata/ Lainformacion.com/ EFE

La estrella, el crack, el ídolo, el líder, el fenómeno de masas, el amor platónico de muchas y muchos. La figura del equipo, uno de los capitanes, santo y seña, el más querido, el que siempre salía entre multitudes de cada entrenamiento, el que más medios de comunicación atendía. Al fin y al cabo, una estrella del mundo del fútbol que se va, que deja un proyecto deportivo para aspirar a más, tanto en lo deportivo como en lo económico.

Juan Mata celebra un gol logrado con el Valencia

Juan Mata, jugador asturiano que en las últimas cuatro temporadas enamoró y fue ganándose poco a poco el corazón de cada aficionado del Valencia.

Burgalés con adopción en tierras asturianas que se formó en la siempre cuestionada cantera del Real Madrid. Él, para no variar la estadística, debió salir de Valdedebas para poder triunfar, para lograr el éxito. Con tan solo 19 años, con la humildad que a día de hoy todavía no ha perdido, con la timidez de una estrella del fútbol que se transformaba cada vez que se colocaba la elástica valencianista.

Un juvenil que ha madurado tanto en el aspecto personal, moral, como en el futbolístico. Trabajo, esfuerzo, ilusión y eficacia, términos relacionados más que directamente al desarrollo de la etapa de Juan Mata en la capital del Turia.

Nunca dijo no a una fotografía, jamás tuvo un mal gesto ante esa, a veces olvidada, figura llamada afición.

Cuatro temporadas en Mestalla en las que pasó de fichaje ilusionante a principal estrella pasando por su consagración como uno de los mejores jugadores de la Liga BBVA.

Cuatro años en los que disputó un total de 204 partidos oficiales entre Liga, Copa del Rey, Supercopa de España y citas europeas, sin tener en cuenta su llamada a la Selección Española Absoluta. En ellos logró 55 goles que ayudaron a lograr objetivos, a ganar encuentros, a conquistar títulos.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=vKx6WJkqWeU]

La gloria plena, absoluta, llegaría con España. El verano de 2010 en Sudáfrica le coronaría Campeón del Mundo de Naciones, un hecho histórico para un país unido que instauró un más que meritorio título para el joven jugador español.

Alguna que otra discusión sobre su renovación puso en vilo a la afición. Algún que otro debate se creó alguna que otra vez en torno a su futuro.

Un futuro que oficialmente estará en Londres, dejando atrás cuatro años de trabajo, ilusiones, vivencias, asentamiento personal, amistades y sobretodo el cariño de una afición que jamás le olvidará. Y no lo hará por lo deportivo, que evidentemente le hacían destacar por sí solo, sino además por el gran poder personal que hizo ganarse a cada uno de los aficionados valencianistas. Un auténtico crack, tanto dentro del terreno de juego como fuera, que quizás lo era más.

Imágenes más que emotivas en su despedida. Lágrimas, algunas de compañeros que han vivido miles de experiencias junto a él. Serio pero agradecido durante su despedida en la Ciudad Deportiva de Paterna. La sala de prensa repleta de periodistas, amigos y familiares. Fuera esperaba la afición, ese símbolo al que nunca le faltó el respeto y que más que nunca le quisieron dar las gracias.

Juan Mata durante un acto con el Valencia

Una expresión de agradecimiento mútua, tanto por parte del jugador como del aficionado. Todo un ejemplo de profesionalidad que jamás ha olvidado el por qué está ahí, gracias a esas personas que lo dan todo a cambio de prácticamente nada.

Fernando Torres, delantero del Chelsea y compañero en la Selección Española, ha sido consejero en la decisión de fichar por la institución de Stamford Bridge. La delicada situación económica del Valencia sumada a las aspiraciones personales y deportivas del jugador han hecho que el traspaso se oficializara en torno a los 28 millones de euros.

Eredará el número 10, dorsal que ya portaba a la espalda en la Avenida de Aragón. El número del líder, del crack, que deberá ganárselo en cada encuentro bajo las órdenes de André Villas Boas.

Una despedida triste, pero a la vez ilusionante, porque existían aficionados a Juan Mata que al mismo tiempo eran del Valencia. Ahora, esa gente que le han hecho mejor jugador serán ahora blues.

Tal y como el propio jugador afirmó se verán las caras en la Final de la próxima edición de la UEFA Champions League en Wembley, lo que querrá decir que tanto Chelsea como Valencia habrán llegado lejos.

Se marcha un excelentísimo jugador, una auténtica estrella del fútbol español, pero por encima de ello una enorme persona.

LA APUESTA del día

Suecia y España se medirán en la octava jornada de la fase de clasificación. El duelo se jugará a las 20:45 horas en el Friends Arena.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter