Seis años del milagro de Estambul

La final más épica de Europa

Seis años de la final de Estambul Seis años de la final de Estambul

Tal día como hoy, se cumplen seis años de la mayor proeza del Liverpool en toda su historia. Tal día como hoy y de la mano de Rafa Benítez, el Liverpool se proclamaba campeón de Europa tras remontar un partido épico al Milan.

Aquella noche, comenzó a gestarse el Spanish Liverpool. Xabi Alonso, Luis García y el propio Rafa Benítez, pusieron esa misma noche, los cimientos de época que pasaría a la historia de los red.

El encuentro, disputado en el Ataturk de Estambul ante 80.597 espectadores, tuvo un inicio eléctrico. Tanto que antes de que los espectadores se hubieran acomodado en sus localidades, Maldini en el primer minuto ya había adelantado al Milan en el marcador, dejando helodos a los aficionados ingleses.

La dupla formada por Shevchenko-Crespo, hacía lo que quería con la defensa del Liverpool ante un Rafa Benítez que se desesperaba en el banquillo ante los constantes ataques italianos.

Precisamente fue Crespo, el que gracias a dos genialidades de kaká, anotaba dos goles y dejaba un claro 3-0 en el marcador cuando el colegiado, Mejuto González, señaló el final de los primeros 45 minutos.

El Liverpool lo tenía perdido o al menos eso parecía. La lesión de Kewell no hacía más que añadir otro problema al Liverpool. Cabizbajos y casi dando el partido por perdido, los jugadores del Liverpool entraban en el vestuario.

Por Liverpool corre la leyenda de un discurso de Benítez: "No bajéis la cabeza. Todos los que volváis al campo ahora tenéis que tener la cabeza alta. Somos el Liverpool, jugamos para Liverpool. No lo olvidéis. Tenéis que mantener la cabeza alta por los aficionados. Tenéis que hacerlo por ellos. No os podréis llamar jugadores del Liverpool si bajáis la cabeza. Si creamos algunas oportunidades tenemos la posibilidad de darle la vuelta a esto. Creed que podéis hacerlo y lo haremos. Daos la oportunidad de ser héroes".

Con tal discurso y con los aficionados del Liverpool que seguían en la grada animando sin cesar pese a la derrota casi segura, el conjunto de Benítez salió con otra cara al campo, con hambre, con ganas, con ilusión de ser campeones y de conseguir algo histórico y por siempre recordado.

En los diez primerros minutos, el Liverpool recortó diferencias y se puso 3-2. El primer tanto de Gerrard y su rabia en la celebración contagió a sus compañeros que imprimieron un ritmo muy alto al partido.

Tras el 3-2, fue Xabi Alonso el encargado de desatar el delirio en las grandas del estadio. Gerrard, capitán red, fue derribado por Gattuso dentro del área. El español, tomaba la responsabilidad de lanzar el penalti. Cogió carrerilla, pensó demasiado al golpear el balón y Dida detuvo el esferico.

Pero la fortuna estaba con el Liverpool. El rechace favorecía al jugador español y el empate a tres subía a lo más alto del marcador.

En el tiempo añadido, el Liverpool de Benítez empezó a acusar el cansancio y el Milan tuvo ocasiones de matar el partido. Shevchenko, el Balón de Oro, se tropezó con la cara del guardameta polaco cuando ya cantaba gol.

Los penaltis marcaron sentencia. Dudek se convirtió en la estrella de la noche y de toda Inglaterra. Serginho, echó fuera el balón, a Pirlo, ledetuvo la pena máxima, y a Shevchenko, le paró el penalti decisivo.

De esta manera, el Liverpool más español que jamás ha existido hacía historia en Europa. Xabi Alonso y Luis García de titulares, Josemi y Núñez en el banquillo y Morientes en la grada junto a Benítez de entrenador escribían sus nombre bordados en oro en la historia del Liverpool

[video:http://www.youtube.com/watch?v=fQp_OqsDqDU]

LA APUESTA del día

Levante y Mallorca se disputarán los puntos mañana viernes, a las 21:00 horas, en un nuevo enfrentamiento de la Liga Santander

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter