Puntos que podrían hacer falta

Empate polémico entre Levante y Sporting de Gijón

Jugadores de Levante y Sporting de Gijón se saludan al final del encuentro Jugadores de Levante y Sporting de Gijón se saludan al final del encuentro

El pasado domingo se disputó en el Ciutat de Valéncia uno de esos partidos que no serán investigados por la UEFA por amaño, pero que desde luego deja en muy mal lugar a dos equipos nobles y que se ganarán su permanencia gracias a su trabajo a lo largo de todo el año, pero que tuvieron, por lo menos por parte del Levante, feos gestos tras el partido.

El primero de ellos fue el de Luis García en la rueda de prensa posterior al ser cuestionado sobre el posible pasteleo. Dijo el técnico madrileño que si llegan a apretar en los últimos minutos teniendo el empate en la mano y hubieran perdido, a los jugadores se les hubiera calificado de ‘tontos’ y a él de ‘subnormal’.

Luís García Plaza/lainformación.com/EFE
No debería entrar García Plaza en el campo de las hipótesis que tanto gusta a los entrenadores para no asumir según qué respuetas, y más cuando por no ser él el necio, se ha reído de una afición que les han aplaudido en todos y cada uno de los partidos que se han disputado en su estadio, independietemente del resultado, y que incluso ha ovacionado a todos los jugadores que han sido sustituidos y a los que han ingresado. ¿Es preferible que sean los que apoyan al equipo los que paguen, los ‘tontos’?
Ni que decir a ‘La Mareona’, que aprovechando el puente se desplazó a Valencia para ver a su equipo.

Después la estrella del equipo, Felipe Caicedo, ‘se vino arriba’ cuando fue preguntado por la bronca tras el partido. Es debatible que por el trabajo realizado en este año se puedan permitir un partido así, pero invitar a quién no este de acuerdo a que se lo diga a la cara o justificar con la situación económica del club, la misma que le hacía digno de admiración, este tipo de ‘todo vale’ fue algo que sobró.

Ahora mismo el Levante ocupa la novena posición, mitad alta de la tabla, a seis puntos del descenso y con doce en disputa. Un panorama que sí que invita a pensar en la salvación. Pero si nos paramos a ver el calendario, la cosa no pinta del todo bien si los azulgrana bajan los brazos pensando que el trabajo está hecho como hicieron el domingo.
El próximo fin de semana, viajan a Bilbao para jugar contra un Athletic que necesita puntuar después de la derrota de ayer ante el Espanyol si quiere seguir luchando por un puesto europeo. Después hay jornada intersemanal, donde reciben a un Barça que quizás llegue como campeón o tal vez deba puntuar en el Ciutat para cerrrar la Liga.
Tras ese partido, visitarán Mestalla, ante un Valencia que pinta a que seguirá luchando por cerrar la tan importante tercera plaza después de los fallos en las últimas semanas para cerrar la Liga en casa ante el Zaragoza que quién sabe si no se jugara la permanencia en esa última fecha.

El equipo valenciano ha demostrado que es capaz de vencer a cualquiera con su juego y su intensidad, pero en las últimas jornadas todos sus rivales se juegan algo y aquí es donde quién no mata muere.
Resulta ciertamente ofensivo para el aficionado que Luis García celebrara el punto ante el Sporting pudiendo haber luchado por dos puntos más que hubieran certificado la permanencia y que acto seguido, al ser preguntado, diga que viaja a Bilbao a por los tres puntos.

LA APUESTA del día

Ajax y Valencia se enfrentarán mañana martes, en la ciudad de Ámsterdam, en el último encuentro de la fase de grupos de la UEFA Champions League

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter