Eliminatorias: Argentina - Uruguay, un duelo único en el Centenario

argentina-uruguay-eliminatorias

Pocas veces se ha visto un final de eliminatorias mundialistas tan emocionante como este. Seguramente también eran escasos los que pensaban que Argentina (individualmente, junto a Brasil, el mejor de Sudamérica en cuanto a nombres) se estaría jugando el pase, que Uruguay iba a tener que recibirlos en el Centenario a todo o nada o que incluso un viejo conocido de la albiceleste, Marcelo Bielsa, podría llegar a jugar un rol decisivo para que los de Diego lleguen a Sudáfrica, ya sea de forma directa o indirecta. Así es como en cuestión de unas pocas horas se verá un duelo sin precedentes.

Dos triunfos in extremis fueron los que terminaron abriendo las posibilidades tanto a argentinos como a uruguayos. El gol de Forlán en Ecuador metió a los charrúas de vuelta en la ilusión de conseguir la llegada a continente africano. Mismo, el tanto postrero de Martín Palermo le dio vida a Argentina, que llega a esta última jornada confiando en sus propias posibilidades de evitar la repesca. Vale decir que también esto vale para los de Tabarez: una victoria en casa ante sus vecinos y estarán en Sudáfrica 2010 sin tener que jugar el maldito repechaje, que les ha brindado buenas y malas. Poco importa hoy como llega uno y otro: saben ambos que se juegan la vida.

Mientras tanto, Ecuador espera, aunque el ánimo no debe ser el mejor para el país del norte sudamericano. Es que tenía una oportunidad de oro como local de asegurarse buena parte de su pasaje al Mundial y no lo consiguió. No solamente eso, ahora tiene que viajar a Chile con la esperanza de derrotar a los de Marcelo Bielsa (ya clasificados) y ver qué sucede en Montevideo. Mientras tanto, Venezuela tiene que esperar una especie de milagro para tener alguna posibilidad de ver la Copa de cerca por primera vez en su historia, aunque haya marcado unas decentes eliminatorias. Lo dicho: se viene una jornada imperdible para todo aquel que guste del fútbol y, sobre todo, de las emociones. Tiene toda la pinta que podemos llegar a observar todo tipo de estados de ánimo.


Publicidad