Fútbol y rock: el legado de la cultura skinhead

[video:http://www.youtube.com/watch?v=xarRSIyjzxM&feature=related]

Cuesta realmente en estos días abstraerse del mercado de fichajes, de los rumores, las millonadas y todas esas cosas que hacen del fútbol algo mucho más inhumano y, de paso, nos hacen sentir como uno de los tantos millones de eslabones de un gran, grandísimo negocio. Está claro: los románticos perdimos la batalla hace unos cuántos años ya. Pero eso no nos quita que este deporte siempre tenga algún resquicio donde podamos mantener vivo nuestro tradicionalismo, esa "otra cosa" que hizo que el balompié tocara nuestra fibra más íntima. Yo, por ejemplo, cuando veo que el fútbol y el rock se juntan de manera excitante, que dos de mis amores se complementan, me lleno de orgullo. ¿A qué viene todo esto? A que estoy leyendo el libro "Spirit of 69", de George Marshall y esto, inevitablemente, me ha puesto a pensar nuevamente en la gran relación que ha existido siempre en las Islas Británicas entre mis dos grandes pasiones, música y veintidos idiotas corriendo detrás de una pelota.

Para aquel que no lo sepa, "Spirit of 69" es algo así como la "biblia skinhead". Un libro que se dedica a repasar toda la historia de esta cultura de pelados desde sus días nacientes -justamente, en el último año de la década del 60- hasta más entrados nuestros días. Cabe decirlo, la cultura de cabezas rapadas es una de las más vilipendiadas por los medios de comunicación, aunque los skins y su eterno amor por las trifulcas nunca ayudó mucho al respecto. Formados de una unión cuasi natural entre mods, rude boys jamaicanos (de allí viene su amor por el reggae y el ska y el origen multirracial de esta cultura; las ideas de ultraderecha y el culto a la estupidez vino mucho tiempo después) y los boot boys que habían llenado masivamente las gradas después de la consagración de Inglaterra en el Mundial 66, los skins siempre tuvieron una militancia futbolera cuasi extrema. De hecho, eran los primeros en liarla en grande en cada desplazamiento. Más allá de esto, y dejando de lado los causales de violencia que han ligado siempre a esta cultura con el fútbol, es a día de hoy que perdura esta unión entre el espíritu callejero de los skins y el fútbol. Y esto es a través de su música.

Así, de buenas a primeras, se me ocurren dos casos muy puntuales en estos momentos, aunque los hay varios más. Uno de ellos es el clásico "I'm forever blowing bubbles", himno tradicional del West Ham United y un tema que hicieran clásicos los Cockney Rejects (una de las grandes bandas de punk callejero) con motivo de la consagración en la FA Cup de 1980. El otro es uno de los cánticos tradicionales que el Chelsea entona antes de cada partido. La canción no es otra que el himno del skinhead reggae "Liquidator", tema que grabara hace mucho tiempo ya un combinado de músicos jamaicanos bajo el nombre de Harry J All Stars. A día de hoy se sigue entonando a viva voz en Stamford Bridge. Aquí les dejo ambos vídeos, uno arriba, el otro abajo; un momento de relax que nos lleva a pensar en aquellos días en donde el fútbol era otra cosa, ni mejor ni peor; pero mucho más pasional, de seguro.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=xE1-gu8Moww&feature=related]

LA APUESTA del día

Sevilla y Levante cerrarán la novena jornada de la Liga Santander. El duelo se jugará a las 21:00 horas en el Sánchez Pizjuán.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter