CD Tenerife: un histórico de los 90s, a un paso de la vuelta

[caption id="attachment_1302" align="aligncenter" width="430" caption="El Tenerife de Jupp Heynckes, todo un clásico de los 90s. El que se ve en la foto, el de la 95-96, terminó en quinto lugar y jugó UEFA, llegando a semifinales."]tenerife-1995-96[/caption]

Que el fútbol suele tener carácter cíclico no es ninguna novedad. Y mucho, muchísimo más para los equipos que están fuera de los focos de atracción habituales, por lejos de las grandes urbes y los capitales fastuosos. Allí, los proyectos a largo plazo suelen ser algo bastante difícil de mantener con el correr del tiempo y las deudas comienzan a acumularse inequívocamente, dando paso a la desaparición o al ostracismo. Ejemplos así en el fútbol mundial y, por supuesto, en el español, los hay a montones. El del Tenerife, quizás, uno de los más claros que se vieron durante los 90s. Buque insignia de su ciudad durante 10 largas temporadas en Primera, fugaz retorno luego de un descenso y... la nada. Pero, como hemos dicho, en el fútbol las historias circulares son moneda corriente. Así es como los "Chicharreros" están a tan sólo una unidad de regresar a la elite del fútbol ibérico.

Hablar del Tenerife durante los años 90s (precisamente, estuvo ininterrumpidamente en Primera durante el 89 y el 99, con un breve retorno -de la mano de Rafa Benítez- en 2001) es hablar de nombres gloriosos, entrenadores poderosos y mucha más gloria que pena, aunque el equipo no llegara a conquistar título alguno durante ese proceso. Hablar de los jugadores que estuvieron en el equipo canario en ese tiepo es hablar de Juan Antonio Pizzi, Pier, Chano, Felipe Miñambres, Fernando Redondo, el "Chemo" Del Solar, el "Pelado" Dertycia, hasta Roy Makaay... Mirar al banquillo significaba ver a Jorge Valdano -acaso uno de los grandes artífices del buen momento que vivieron en las islas durante dicha década-, Jupp Heynckes, Xavier Azkargorta o Jorge Solari. ¡Hasta incluso llegó a jugar las semifinales de la Copa UEFA en el 97! Pero, lo dicho. No todo lo que reluce es oro y todo lo que sube tiene que bajar en algún momento.

Las deudas comenzaron a acumularse. Las plantillas no brillaban como antaño, los resultados deportivos no eran los mismos y la Primera división ya era cosa del pasado para el Tenerife. Los nombres gloriosos ya no lo eran tanto y fue necesario barajar y dar de nuevo. Así, poquito a poco, los resultados fueron llegando y el club comenzó un proceso de reestructuración que está por dar su primer e importante fruto: dejar al club en Primera división, acaso de donde nunca quisieron irse.

Hoy, las cosas están pintando bastante diferentes en el Tenerife. Sin una plantilla que sea una cosa de locos, pero lo suficientemente equilibrada (y con algunos nombres con su experiencia a cuestas) como para dar pelea en una Segunda cada vez más pareja, los "Chicharreros" están a un pasito, a tan sólo un punto de ser nuevamente integrantes de Primera división. Con Oltra en el banquillo, Miguel Concepción Cáceres en la presidencia y Santiago Llorente en la dirección deportiva del equipo, los blanquiazules están más cerca que nunca de volver al que fue su hábitat natural durante la década pasada. Así, el Heliodoro Rodríguez López, testigo de naufragios de grandes y de definiciones que cortan la respiración, volverá a ser escenario de la división de honor; siempre y cuando consigan uno de los seis puntos que quedan en juego. Hay que reconocer que se los echaba de menos...

LA APUESTA del día

Osasuna y Betis serán los encargados de abrir la quinta jornada de la Liga Santander. El duelo se jugará a las 21:00 horas en El Sadar.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter