Domingo a mitad de semana

Tremendo día de acción hemos vivido en este miércoles los aficionados al fútbol, ¿no? En todas partes del globo hubo partidos por doquier y, al menos, todos -imagino- nos hemos hecho tiempo de echar un vistazo a lo que sucedía por aquí o por allá. En España, una interesante jornada de Copa del Rey (¿por qué no se adopta el sistema inglés de eliminación a partido único?) se dio entre ayer y hoy, donde hubieron sorpresas, confirmaciones y muchos encuentros que quedarán para definirse en la vuelta. Pasando a Inglaterra, vale decir que la profecía de los Housemartins ya quedó en el olvido y Londres consiguió poner el 1, aunque tendrá que remontar en los cotejos del próximo año si quiere igualar la lucha imaginaria que la portada del primer álbum de los de Heaton rememoraba. Pero lo cierto es que allí el Liverpool sigue primero y uno de los derbis londinenses nos dejó partidos para el infarto. También el fútbol argentino estuvo activo y dejó un torneo muy muy reñido, algo que hace unas semanas atrás parecía algo bastante difícil. En fin, para todos los gustos.

ALGUNAS SORPRESAS EN LA COPA

Repito lo que expresé en el primer párrafo: la Copa del Rey merece partidos de eliminación directa. Así, la competición ganaría muchísimo atractivo. Sin ir más lejos, si ese sistema de competición se hubiese desarrollado al estilo inglés, uno de Segunda y tres de Segunda B ya estarían metidos en los octavos de final de la competición, algo que despertaría una "fiebre del fútbol" aún mayor en sus respectivos hogares. Así es que, evitemos los triunfos de los favoritos y vayamos directo a las gestas. En primer lugar, im-pre-sio-nan-te lo del Poli Ejido ante el Villarreal. No todos los días a uno del underground se le da por hacerle cinco goles a uno de los mejores equipos de España, que alineó un equipo alternativo pero con nombres que serían titulares en varios equipos de Primera. Para quitarse el sombrero y, de no mediar catástrofe, estarán en octavos.

Por otra parte, el Murcia comenzó ganando su serie sobre un Racing que no levanta cabeza, pero la serie está abierta tras el 2-1. También fue muy bueno lo de la Ponferradina derrotando al Sevilla por 1-0, aunque el resultado se antoja bastante escaso para la vuelta. Misma situación que la del Real Unión de Irún, que se hizo una gozada de los horrores defensivos de Michel Salgado y compañía y derrotó a un Madrid "no habitual" pero con interesantes nombres, en un partido que estuvo caracterizado por el susto que le dio a la afición Rubén De La Red con su pérdida de conocimiento. El 3-2 no parece ser garantía para el encuentro de vuelta, pero de seguro los jugadores deben estar orgullosos del partido que hicieron ante un rival muy superior, dejando su pellejo sobre el césped como si fuera la última vez que jugaran a este bendito deporte.

EL FINAL DE LA PROFECÍA

Y en algún momento tenía que pasar... Tanto hablamos todos del vaticinio de los Housemartins, de las cuatro victorias del Hull sobre equipos londinenses y que sé yo cuantas otras cosas más. Así es como el Chelsea terminó de golpe y porrazo con ese sueño despierto que estaban viviendo todos los aficionados de los "Tigers". Vale decirlo: los de Scolari son un equipo que jamás suele a perder este tipo de encuentros. Y el miércoles no fue la excepción. A pesar que todavía no cayeron como visitantes los de Phil Brown, sí lo hicieron en el KC, tanto con el Wigan como con los azules londinenses, que no se apiadaron y le endosaron tres goles al pobre de Myhill. Pero EL partido estuvo en el derbi londinense, en uno de esos cotejos dignos de dejar a alguno en el hospicio. No entiendo como los aficionados de ambos equipos que estuvieron en el Emirates hicieron para soportar semejante dosis de vibraciones. Más de uno salió corriendo a tomarse la presión después de ese 4-4. ¿Y el líder? Sí, el Liverpool de Rafa y compañía, que ganó sin brillar ni dar espectáculo, pero que igual siempre se las arregla como para hacer un gol más que el rival. Toca pelear por la Premier después de casi 20 años sin lograrla, ¿no?

PUNTA COMPARTIDA EN ARGENTINA

En Argentina se está poniendo bueno el campeonato. La derrota de San Lorenzo, el líder, contra Racing, permitió que Boca y Tigre recorten ventajas el pasado domingo. Y la jornada de ayer hizo que, directamente, el torneo (recordad que es a 19 jornadas y ya se han jugado 12) quede al rojo vivo entre los tres equipos. Gimnasia y Esgrima de La Plata, otro de los clubes que declaramos patrimonio de Fútbol de Primera, hizo un buen partido (no perdió desde la asunción de Madelón en la conducción táctica) en la cancha del "Ciclón" y consiguió llevarse una igualdad. Esto fue sabiamente aprovechado por el sorprendente Tigre de Diego Cagna y por el Boca de Ischia, donde los juveniles son los que están tomando principal protagonismo. Ahora, Tigre y San Lorenzo comparten el liderazgo, mientras que los "Xeneizes" están a dos unidades de "Cuervos" y "Matadores". ¿El partido estelar del próximo domingo? Ni más ni menos que Boca y San Lorenzo chocando en la Bombonera. Para no perdérselo.

LA APUESTA del día

Levante y Mallorca se disputarán los puntos mañana viernes, a las 21:00 horas, en un nuevo enfrentamiento de la Liga Santander

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter