Un par de victorias que los acercan a octavos

Esta jornada de Champions League de día martes fue realmente fructífera para los dos equipos españoles que la disputaron. Es que ambos lograron triunfos trascendentales de cara a su clasificación a octavos de final en sus respectivos grupos. Ya era sabida la dificultad que imponía al Real Madrid su visita a San Petersburgo, asímismo los férreos planteos defensivos que suelen hacer los equipos escoceses cada vez que se desplazan de sus respectivos estadios. Y, visto y considerando que son rivales directos en las aspiraciones, sus victorias no pueden dejar de ser vitales con miras al futuro. Pero también hubo más en este segunda fecha de la primera ronda de la Liga de Campeones: los equipos ingleses se pasearon con holgura en sus compromisos, Luis Aragonés se complica su estadía en Estambul y la Juve no pudo pasar de una igualdad ante el débil BATE en Bielorrusia. Pasemos al resumen.

Estimo yo que si tenía una visita rigurosa y complicada el Real Madrid en esta etapa de la Champions League esa era justamente la que tuvo que padecer en San Petersburgo. Ya ni hace falta decir lo bueno que es el Zenit, los maravillosos jugadores que tiene y el fútbol ofensivo y vistoso que practica. Por eso mismo, deben valorarse el doble estos tres puntos en un partido que bien pudo haber terminado en cualquier resultado, visto y considerando la cantidad de ocasiones de gol que pudieron verse por ambos bandos. El Madrid fue más en la primera etapa del partido. Comenzó al frente del marcador con un gol en propia puerta de Hubocan, pero ese excelente jugador llamado Danny anticipó a Heinze y remató a la red un centro de Arshavin. Luego llegó el turno del lucimiento personal de Ruud Van Nistelrooy, el hombre que está siempre donde tiene que estar, atento para capturar cualquier rebote fortuito y mandar a guardar el balón al fondo de las mallas.

Quedaba todavía un tiempo y todo indicaba que sería de sufrimiento. Si bien el Real pudo incluso aumentar la diferencia si hubiese manejado mejor alguna contra, el Zenit puso contra las cuerdas a los merengues durante los últimos 20 minutos, donde entre Casillas, el poste, Pepe y los errores de definición hicieron que esto termine nada más que 1-2. Un partido vibrante con dos grandes equipos sobre el césped y en donde cualquier otro resultado, incluso un 2-1 para los rusos o un 2-2 tampoco hubiese podido calificarse como injusto. Sin lugar a dudas, un triunfo clave por donde se lo mire ante un rival directo, que tendrá que ganar mucho de lo que le queda para acceder a la siguiente fase. Sinceramente, me encantaría ver al Zenit en los octavos, aunque la tiene más que difícil. Pero la Juventus no pudo ganar en su visita al BATE Borisov, y eso le abre una luz de esperanza a los de Advocaat, que jugarán dentro de su zona de influencia y ante un rival visiblemente inferior.

Y el Villarreal también consiguió lo que necesitaba. Si bien nadie duda que el Manchester United terminará llevándose su grupo -o al menos obteniendo la clasificación-, una igualdad en propio campo ante el Celtic y una derrota en Escocia le podrían complicar la existencia al equipo amarillo. Primer paso dado: victoria antes los de Strachan en un partido tal cual se lo esperaba: disputadísimo. Los verdiblancos sabían perfectamente que un punto llevado a su patria desde El Madrigal les aportaba la posibilidad de derrotar al Villarreal en su casa y tener más chances de lograr el pasaje a octavos. Pero un golazo de Senna determinó la victoria para los de Pellegrini. El hispano-brasileño no sólo es uno de los mejores mediocentros de la Liga (y probablemente de Europa), sino que también ahora también cumple un rol decisivo dentro de su equipo, incluso anotando y abriendo un partido de esos al estilo "hace el gol gana". Así, de momento, el Villarreal ha dado un paso importantísimo en vías de su clasificación. El Celtic no pudo pasar del empate en cero en casa frente al Aalborg en su primer partido y ahora ha caído en el que tenía que llevarse al menos un punto, algo que pudo hacer, porque dispuso de buenas oportunidades. El Manchester se paseó por Dinamarca, como era de esperar, y ahora marcha al frente junto al "Submarino Amarillo". De seguro, un presagio de cómo puede finalizar el grupo.

Mientras tanto, en los otros grupos, vale destacar la gran victoria del Arsenal frente al Porto en el Emirates. Ritmo demoledor el que suele imponer el equipo de Wenger en esta parte del año y así lo sintieron los lusos, que se llevaron cuatro regalitos de Londres. Dentro de la misma zona, el Fenerbahçe no pudo derrotar en casa al Dynamo Kiev, poniendo en juego su posibilidad de clasificación a la próxima instancia. Se aventuraba como un cotejo fundamental para los de Aragonés, pero no pudieron doblegar el cerrado planteo con intenciones de contraataque de los ucranianos. Terminaron intentándolo de todas formas, pero no pudieron conseguirlo. Y ya se rumorea, a pesar del poco tiempo de trabajo en el equipo, que el futuro de Luis Aragonés está en duda dentro de la institución. Por el grupo F, el Bayern y el Lyon igualaron a uno en Munich mientras que la Fiorentina dilapidó una oportunidad de oro de obtener buenas unidades en casa frente al Steaua Bucarest. Así, tras dejarse dos puntos que parecían en el bolsillo en su visita a Lyon, los de Firenze tendrán que remar duro en una zona que parece totalmente incierta.

LA APUESTA del día

Real Madrid y Arsenal se medirán en la International Champions Cup. El duelo se jugará a las 01:00 en el Estadio FedEx Field.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter